Compartir

Ante la posible baja de 14 equipos de YPF, el intendente Carlos Linares encabezó una nueva cumbre petrolera con los gremios para poder “tomar una firme postura”. En ese marco, reafirmó su apoyo al sector hidrocarburífero y resaltó que “siempre estamos presentes, peleando por los derechos de nuestros trabajadores, pero es insólito que el Presidente haya firmado una ley antidespidos y hoy estén amenazando con baja de equipos”.

En el marco de las intensas gestiones que se llevan a cabo por la crisis de la actividad petrolera en la región; el intendente Carlos Linares brindó su visión sobre la compleja situación de los trabajadores, ante la amenaza de la operadora YPF por la baja de 14 equipos de Chubut y Santa Cruz, y que afectaría a una dotación importante de Comodoro Rivadavia.

En el encuentro se encontraban presentes junto al intendente, el ministro de Hidrocarburos del Chubut, Sergio Bohe; el secretario General y de Relaciones Comunitarias, Leonardo Rocha; el secretario General del Sindicato Petrolero, Jorge Ávila; el secretario General de Petroleros Jerárquicos, José Lludgar; y el secretario General de la UOM, Carlos Laperchuck

Nos reunimos para ver qué postura vamos a tomar porque las amenazas de YPF son concretas. Quieren bajar 14 equipos, de los cuales 7 están conformados por trabajadores de nuestra ciudad. PAE fue la única operadora que cumplió el convenio”, explicó el jefe comunal.

En ese sentido y teniendo en cuenta que el 31 de julio vence el acuerdo entre los gobiernos nacional, provincial y los gremios petroleros, que garantiza las fuentes laborales, el intendente manifestó su preocupación al decir que “lo concreto hasta la fecha y en lo que va del año, son las bajas de equipo y no se reactiva la actividad total en los yacimientos. Esto es un tema grave para la Cuenca porque lo que pensábamos que había pasado, se incrementó”, dijo.

De esa manera, Linares sostuvo su apoyo al sector hidrocarburífero señalando que “siempre estamos presentes, peleando por nuestros trabajadores. Como siempre lo digo, la Cuenca es una sola y acá somos todos hermanos que vivimos de la misma sangre que para nosotros es el petróleo y por eso vamos a seguir peleando por nuestros derechos”.

No obstante, manifestó que “a esta altura el Ministerio de Trabajo de Nación es cómplice de este achicamiento que quiere hacer YPF. No pueden tomar estas actitudes sabiendo el daño económico y social que le producen a la Cuenca. Están realizando un ajuste sobre los ajustes normales que ya tenemos desde principio de año como retiros y jubilaciones. Uno tiene la obligación de agotar todas las instancias, pero volvemos al inicio porque el gobierno no termina de entender y escuchar el reclamo, hay promesas incumplidas nuevamente, y la verdad es que los trabajadores y los sindicatos sí cumplieron con lo que se habló en Casa de Gobierno y en la Secretaría de Trabajo de la Nación” concluyó.

Compartir