Compartir

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, propuso para el martes 13 por la mañana una movilización de los trabajadores petroleros y sus familias en el inicio de un nuevo plan de lucha contra el achicamiento de la industria propuesto por el Gobierno nacional en conjunto con la parte empresaria, en el marco de lo que consideró como “la forma de ver el federalismo que tiene el Estado de concentrar todo en Buenos Aires sin interesarle lo que suceda en el interior”. Sostuvo que se avizora un “enero negro” por los 1600 despidos previstos en la cuenca y remarcó que irán a “un plan de lucha que comienza el martes” con “una gran movilización en ruta 3 y 26”.

Ávila recordó que en la jornada de este miércoles mantuvieron reuniones que, más que eso, “fueron amenazas de lo que quiere hacer cada uno. Ya se ha instalado en la mesa de discusión el despido de casi 1.600 trabajadores de la Cuenca del Golfo San Jorge, casi 400 de ellos de SAI, 243 de DLS, 223 de SP Argentina y otras empresas a las cuales se les empieza a notificar que el 30 de enero, con el libre mercado, la actividad no se va a mantener, y lo mismo para Tecpetrol con 325 Trabajadores”, detalló.

En tal sentido, dijo que “se avizora un mes de enero de 2017 negro, ya que lo que se busca por todos los medios es llegar al final de ese mes y proceder automáticamente a los despidos”, señalando que “no tenemos muchas alternativas y vamos a ir a un plan de lucha que empieza el día martes 13 de diciembre a las 10 de la mañana con una gran movilización petrolera a Ruta 3 y 26, donde estarán todos los Trabajadores y sus familias, con algo que terminará llegando a Capital Federal”.

“El acto va a ser con toda nuestra gente, con una movilización en defensa de la Capital del Petróleo, porque acá si no nos ponemos a defender la región, nos van a llevar puestos. A este Gobierno ya no le interesa sentarse a negociar ni buscar ninguna salida. Lo único que les importa es que esta plata que ponen a los empresarios, es según lo que ellos dicen para mantener 2.000 o 3.000 puestos de trabajo, mientras que si eso lo ponen en Buenos Aires, mantienen subsidiada a mucha gente para tener tranquila Capital y eso les conviene porque el interior se ve que no les interesa”, analizó.

Ávila indicó que se va a movilizar el Sindicato por su cuenta: “sabemos que vamos a contar con acompañamiento de la ciudadanía y la clase política de la región, pero debemos empezar nosotros a defender nuestros propios intereses. Es una decisión del gremio hacer esto para no encontrarnos con despedidos el 30 de enero, que sería catastrófico para la ciudad, visto como comodorenses”, enfatizó.

Y sostuvo en ese marco que no existen muchas alternativas. “El país que quiere esta gente (por el Gobierno nacional) es no tener problemas en Capital. Es el federalismo que están predicando y lo que eligieron los argentinos, y los que lo hicieron se deberán hacer cargo de lo que hicieron. Vamos a presentar nuestra pelea, sabíamos de esto y no es sorpresa para nosotros, porque (el presidente Mauricio) Macri no mintió cuando dijo que iban a mantener esto por un tiempo pero después venía el libre mercado. Y es lo que está pasando”.

Compartir