Compartir

A través de un video difundido en las redes sociales, el estilista Fernando Boss relató que “nunca me pasó de trabajar una tintura con un revelador de 9 volúmenes que es lo más suave que hay y que el pelo se dañara”. Por tal motivo, Boss sostuvo que “le ofrecí todas las maneras de recuperar el cabello”, sin embargo, la mujer regresó acompañada por familiares, y “rompió la computadora”. Luego, “recibí una golpiza, me revolearon unos adornos de madera y me golpearon en el ojo y brazo”, denunció el estilista.

“Tuvimos un inconveniente y me sentí mal todo el fin de semana. Nunca me pasó de trabajar una tintura con un revelador de 9 volúmenes que es lo más suave que hay y que el pelo se dañara”, indicó Boss.

Y aseguró que “a la chica le ofrecí todas las maneras de recuperar el cabello, pero siempre con prepotencia respondió todos mis mensajes por lo que le ofrecí que venga a recibir el dinero que le cobré”.

Sin embargo, “vino con su madre que estaba como loca, de cualquier manera que intenté devolverle la plata, no la querían aceptar. Solo querían hacer lío. En un momento la invité a salir afuera, y la mujer le pegó y rompió la computada. Incluso le pegó a la mamá sin querer con la computadora”.

Dicen que yo las golpee pero llamé a la policía para frenar la situación. En ese momento llegaron familiares y recibí una golpiza. Me revolearon unos adornos de madera y me golpearon en el ojo y brazo”, relató.
Y afirmó que “nunca pasé una situación semejante y quiero aclarar que en 15 años de profesión ninguna persona pasó una situación semejante. Mi asistente y la gente están de testigo”.

Por último, Boss remarcó que “la chica trabaja en el diario y dijo que me iba a escrachar por todos lados. No me molesta pero quiero aclarar esto para que no quede manchada una imagen que vengo llevando durante tantos años”.

DENUNCIAS CRUZADAS

Romina, la denunciante del caso, indicó a Diario Crónica que “estuve varias horas y con el corte me salió en total 1.700 pesos, pero esa noche cuando llegué a mi casa se me empezaron a caer mechones de pelo, entonces me asusté y me largué a llorar y mi mamá entonces lo llamó por teléfono (al peluquero) y le recriminó que me había quemado la cabeza y no me hizo lo que yo le había pedido, entonces la idea que largó el peluquero era pelarme, y mi mamá le reclamó la devolución del dinero”.

E indicó que el peluquero les dijo “váyanse a la mierda y no les voy a dar ninguna plata”. Además, denunció que él la quiso empujar hacia afuera, entonces “me enojé y tenía una especie de cesto con unas pelotitas, le revoleé una pelota y creo que empujé la computadora; a todo esto yo andaba con mi nena en los brazos y este hombre vino a querer pegarme y me empujaba hacia afuera”, remarcó la joven de 26 años.

La denunciante, sostuvo que su padre y su hermano hubo un intercambio de golpes con el peluquero; y su madre entró en estado de shock por lo que fue derivada al Hospital.

Fuente: AdnSur

Compartir