Compartir

La Asociación Bancaria (AB) acordó en la noche de este jueves con las tres cámaras empresarias un aumento salarial de 23,5 por ciento anual. El entendimiento se ubica entre 6,5 y 11,5 puntos por encima de la inflación que previó el oficialismo en su ley de presupuesto (entre el 12 y el 17%) y 3,5 más del techo que trazó el Gobierno como pauta de referencia para este año. El Gobierno aceptó para desactivar un paro nacional bancario de 72 horas que estaba previsto que comenzara hoy viernes y se extendiera hasta el martes próximo.

Si bien desde el Gobierno intentaron demostrar que la paritaria bancaria cerró por debajo del 20%, al argumentar que el aumento por 2017 será de 19,5% y que el 4% restante representa compensaciones del año pasado, ambos porcentajes serán remunerativos a enero de este año, según informó La Nación.

El acuerdo que homologó el Gobierno contempla un aumento para los bancarios de 19,5% anual para este año, según informaron allegados al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

El trato incluye dos cláusulas gatillo para reabrir la disputa en junio y en octubre en caso de que la inflación supere ese porcentaje.

En la misma acta queda constancia de un 4% adicional como compensación por el trato de 2016, que había sido de un 33%.

El gremio no logró incluir en la discusión un apartado que anticipaba otra batalla: planteó dejar abierto un canal de negociación para debatir “el impacto del impuesto a las ganancias” en los salarios.

La paritaria bancaria serviría como negociación testigo para el resto del sector privado. El acuerdo, que inicialmente no fue homologado por el Ministerio de Trabajo, pone en riesgo el plan oficial sobre la política salarial prevista para 2017. “Techo tienen las casas, no las paritarias”, expresó el titular del gremio, Sergio Palazzo.

Compartir