Compartir

El cartel instalado días atrás en ruta 3 y 39 con la silueta de Cristina Kirchner acompañado por la palabra “vuelve”, causó gran repercusión no solo a nivel provincial sino también que fue replicado por medios nacionales ante una posible candidatura de la ex presidenta.

La persona que había decidido colocarlo allí era desconocida hasta hoy. “Lo puse yo con mi plata y voy a poner otro el lunes en 3 y 26”, reconoció el intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares.

“Es una foto que me mandó un amigo de Buenos Aires, no me la mandó para hacer un cartel pero cuando la vi dije ´con esto tengo que hacer un cartel´ y es lo que hice”, relató sobre cómo surgió la idea que plasmó una empresa comodorense.

Además aclaró de dónde salieron los fondos para pagar el inmenso cartel: “como todo lo que hago en mi vida, no oculto nada porque fue hecho con mi plata y con mi sueldo”.

Asimismo, el intendente se manifestó sorprendido por la repercusión que tuvo el cartel que llegó a ser tapa de algunos medios y afirmó que es seguro que hay gente a la que le causó “miedo” porque “sin duda algunos no están tan seguros de lo que están haciendo”.

Linares indicó que mantiene diálogo con Cristina y que “ella sabe quién soy yo, yo sé quién es ella”, sin embargo, aclaró – en diálogo con La 100.1 – que “yo no soy cristinista, yo soy peronista. Después de Perón y Evita, lo más parecido al peronismo es Néstor y Cristina”.

“TENGO UNA IDEOLOGIA Y LA EXPRESO”

Descartó que la instalación de esta cartelería le pueda traer inconvenientes en las gestiones que realiza continuamente con funcionarios del Gobierno Nacional, porque “tengo una ideología y la expreso” y cuestionó que sea a veces tan difícil expresar “quiénes somos”.

“Cuando voy, ellos saben quién se sienta delante de ellos y qué ideología tengo, después viene el tema del trabajo, yo después trabajo por mi ciudad, no por los habitantes que son del Frente para la Victoria, yo trabajó por todos los comodorenses”, finalizó.

“Vuelve” era el lema de campaña que Néstor Kirchner iba a usar en las elecciones de 2011, cuando su objetivo era suceder a Cristina luego de su primera mandato como presidenta, algo que su repentina muerte en octubre de 2010 dejó trunco.

Compartir