Compartir

Así lo indica un informe elaborado por el Área de Agrometeorología de la Estación Experimental INTA Chubut, en base a los datos recopilados en más de 40 estaciones fijas, ubicadas en ciudades, pueblos y parajes de la provincia.
Según el informe elaborado con los datos del 2016 se desprende que en el territorio provincial el clima “se presentó con abundantes precipitaciones en la mayor parte de la provincia, particularmente en la región central norte y costera, pero muy escasa en la región cordillerana y sudoeste de la provincia”, donde particularmente “desde el año 2006 no se registraban datos de precipitaciones superiores al promedio histórico, en casi todos los puntos de la provincia, con respecto a los años anteriores”, a excepción de lo ocurrido en las localidades del oeste y noroeste del territorio.
La peor sequía en 60 años

El informe indica que “la zona cordillerana está sufriendo en lo que va de la década los registros más bajos que datan desde el año 1950. Con un promedio histórico para la zona de 589 mm, la región cordillerana presenta desde la última década escasas precipitaciones, promediando para las siete localidades analizadas un total de 530 mm (2011-2016)”.
“En los registros de la última década se puede observar una gran disminución a partir del año 2007, siendo de consideración en algunas localidades más que otras, por ejemplo Cholila, que ha registrado una gran disminución en las precipitaciones anuales a partir de ese año, con un acumulado anual en el año 2006 de 1.056 mm pasó al año 2007 a un acumulado de 282 mm y los años sucesivos no superaron los 560 mm”.
También sostiene que en la localidad de Trevelin, la precipitación acumulada en el 2016 fue de 510 mm, muy inferior a la media histórica de 966 mm y agrega que “los bajos registros de precipitaciones en forma de lluvia como de nieve ocurrida en el año 2016 afectaron a toda la zona, provocando además un bajo caudal en los ríos pertenecientes a la cuenca del río Senguerr”.
Las localidades más afectadas fueron Cholila, con un acumulado anual de 198 mm (promedio histórico de 892 mm), Trevelin con 510 mm (promedio histórico de 977 mm) y Carrenleufú con 250 mm en el 2016 y un promedio histórico de 580 mm.
Más lluvia en la costa

La franja costera de Chubut se caracteriza por presentar un régimen pluviométrico con amplia variación interanual, cuyo promedio histórico es de 197 mm para toda la zona. Los promedios históricos más altos se registran en un establecimiento ganadero ubicado a 20 km de la localidad de Camarones, con 295 mm (1931-2016), y el promedio más bajo para la ciudad de Trelew con 172 mm (1901-2016).
El promedio anual de precipitaciones acumuladas del 2016, para ocho sitios analizados (Puerto Madryn, Trelew, Estancia La Adela, Estancia Berna, Estancia San Jorge, Estancia La Argentina, Estancia La Isabel y Comodoro Rivadavia) fue de 212 mm, según los datos registrados por la red de estaciones meteorológicas del INTA Chubut.
Los datos observados marcan una gran diferencia en los promedios registrados con respecto al año 2015, donde el promedio fue de 124 mm, siendo el registro más bajo de los últimos 20 años.
La precipitación media anual histórica (1902-2016) para Puerto Madryn es de 181 mm. En el año 2016 la ciudad registró una precipitación anual de 215 mm, 100 mm por encima de las precipitaciones ocurridas el año anterior.
En tanto Trelew que presenta una precipitación media histórica (1901-2016) de 172 mm, registró un acumulado anual para el 2016 fue de 208 mm, muy superior a los registros del 2015 (113 mm), siendo el año más lluvioso de los últimos 13.
La distribución mensual de precipitaciones de Trelew presentó un pico máximo en el mes de octubre con 44 mm, seguido por julio con 33 mm y marzo con 24 mm.
En el sur de la provincia, en Comodoro Rivadavia, el promedio anual de precipitaciones históricas (1930-2016) es de 237 mm, promedio superado en el año 2016 cuyo registro fue de 264 mm. El año 2015, al igual que el resto de las localidades costeras, registró precipitaciones escasas, con 133 mm siendo el registro más bajo de los últimos 20 años.
El clima en la meseta

La zona de la meseta presentó altas precipitaciones en toda la región central, registrando en el 2016 promedios que superan la media histórica.
La localidad de Telsen, con un promedio histórico de 184 mm, registró en el 2016 una precipitación anual de 216 mm. Si bien ese número fue inferior al acumulado del año 2014, hay que recordar que un evento extraordinario de intensas precipitaciones sin precedentes en la localidad provocó, en el mes de abril, una gran crecida del arroyo Telsen, ocasionando inundaciones con grandes pérdidas económicas. Sólo en ese mes precipitaron 248 mm, con lo cual el total anual se elevó a 461 mm siendo el año récord en la serie histórica analizada.
De acuerdo al informe, Paso de Indios tiene una media histórica de 175 mm (1968-2016), y durante el año 2016 se registró en la localidad un total de 237 mm. La localidad desde el año 2009 ha registrado muy bajas precipitaciones, con un ciclo prolongado de sequías, 63 mm en el 2009, 68 mm en el 2010 y 89 mm en el 2011. A partir del 2015 la precipitación anual (178 mm) alcanzó el valor promedio histórico y superado ampliamente los valores en el 2016, culminando con período de 8 años de escasas precipitaciones.
En el caso de Sarmiento presenta una precipitación media histórica (1905-2016) de 175 mm, presentando períodos secos y períodos con abundantes precipitaciones. En los últimos tres años (2014, 2015 y 2016) los registros acumulados fueron muy inferiores a la media, con 153, 139 y 144 mm respectivamente.
Río Mayo, con una serie de 77 años de registros pluviométricos (1940-2016), presenta una media histórica de 161 mm, registrándose el mínimo absoluto en el año 1956 con 47 mm y en el año 1983 con 56 mm. Los valores máximos absolutos se registraron en el año 1975 con 341 mm y en el año 1997 con 298 mm. El 2016 no fue muy generoso, comparado con las localidades anteriormente citadas, teniendo un registro de 119 mm, lluvias muy por debajo de la media, datos que se repiten los últimos tres años, siendo el 2014 un año extremadamente seco, con apenas 94 mm

Compartir