Compartir

Luego de la catástrofe natural ocurrida en esta ciudad de alguna manera se esperan respuestas que reduzcan el nivel de incertidumbre para el futuro. Sin embargo en diálogo con el meteorólogo Miguel Linares, explicó que este tipo de fenómenos se estudian empíricamente -lo que significa la observación de los hechos- y a largo plazo-. “Estamos hablando de algo que se maneja con niveles de inestabilidad muy importantes”, dijo.

Para entender lo ocurrido de alguna manera se podría decir que fue una sumatoria de hechos naturales. Recordó que tres días previos al fenómeno hubo una inusual y constante niebla, garúas y leves precipitaciones lo que saturó el suelo de humedad quitándole porosidad y posibilidad de absorción.

Esta fue su explicación: “El primer fenómeno fue el jueves, por desarrollo vertical de nubes, lo que produjo mucha cantidad de agua en pocos minutos. El segundo fenómeno fue un sistema frontal que comenzó en la zona de Trelew y Puerto Madryn y fue descendiendo hasta que ocluyó en la zona del Golfo San Jorge. Eso produjo el ingreso de gran cantidad de aire húmedo e inestable que generó esa cantidad de precipitaciones. Lo que sorprendió de alguna manera fue la magnitud de esas precipitaciones que dejó el saldo de los lamentables hechos ocurridos y marcaron un record histórico dejando atrás al último que fue en el año 1958 con 79 mm. En tres días llovió el doble de lo que llueve en un año. El conjunto de los tres días llegó a 287.5 mm” dijo el especialista meteorólogo.

Y agregó: “Los fenómenos en meteorología se comienzan a seguir. La tormenta ocurrida en el año 2010 sigue ocurriendo en la misma época cada año con abundantes precipitaciones. Yo hace 34 años hago meteorología en la Patagonia y varias cosas han ido cambiando como que los desarrollos verticales sean cada vez más normales y también la disminución del viento. Sin embargo es aventurado hablar de ‘cambio climático’ ya que eso demanda un seguimiento y comparación de años, y todavía está en estudio”.

Respecto de las lluvias que se esperan para este jueves y viernes no hay alertas aún. No se pueden aventurar las cantidades pero pedimos que no se alarmen sino que tomen las precauciones del caso.

Compartir