En su última misa en el país, Francisco pidió cristianos abiertos al diálogo y la solidaridad

Compartir

El pedido de un cristianismo abierto al diálogo y la acogida de inmigrantes fue una constante de la visita del Papa, en medio de las tensiones entre le Vaticano y algunos líderes cristianos conservadores del centro de Europa.El pedido de un cristianismo abierto al diálogo y la acogida de inmigrantes fue una constante de la visita del Papa, en medio de las tensiones entre le Vaticano y algunos líderes cristianos conservadores del centro de Europa.

Compartir